Archivo de la categoría: Trastornos psicológicos

Los diferentes tipos de trastornos psicológicos que trata la Terapia Breve Estratégica y su protocolo de actuación en cada uno de ellos.

ZOOFOBIA: EL MIEDO A LOS ANIMALES

La zoofobia, como nos explica Giorgio Nardone en su libro “No hay noche que no vea el día“, es el miedo exasperado hasta el pánico activado por el encuentro de ciertos animales, y representa la expresión más clara de la evolución de las fobias como consecuencia de los cambios socioambientales.

Esta categoría de miedo era seguramente una de las más frecuentes hasta el periodo de la industrialización, con el consiguiente éxodo desde el campo y la creación de los grandes centros urbanos. Desde entonces se ha reducido la posibilidad de encontrarse con animales temibles como el lobo, una serpiente venenosa y otros habitantes del bosque y de los espacios abiertos potencialmente peligrosos.

Sin embargo, la vida ciudadana ha traído consigo nuevas formas de zoofobia, dirigidas, por ejemplo a las palomas, las ratas o los perros. Éstos, por lo general. desencadenan reacciones de pánico diferentes de las producidas por el encuentro del lobo, de la serpiente o del oso, más temidos por su peligrosidad. En el caso de las palomas, asusta lo imprevisible de sus movimientos, y la tranquilidad con la que se acercan al hombre, que teme sentirse perseguido. Completan el cuadro fóbico el ruido que provoca el batido de alas y la posibilidad de infecciones por ser portadores de parásitos. Lo mismo sucede con las ratas, las más grandes de las cuales provocan además el miedo justificado a ser atacados. Pero lo que desencadena el pánico en estos animales no es la agresividad sino la imposibilidad de controlarlos. Lo mismo puede aplicarse a los perros. Seguir leyendo ZOOFOBIA: EL MIEDO A LOS ANIMALES

DISMORFOFOBIA: MIEDO AL PROPIO ASPECTO FÍSICO

 

La dismorfofobia, es decir, el miedo obsesivo al propio aspecto físico, es un trastorno con el mismo sistema perceptivo-reactivo que los demás trastornos fóbicos obsesivos.

La persona se concentra y obsesiona en un defecto, en alguna particularidad física, y a partir de entonces vive absolutamente atormentada, evitando ver su imagen en el espejo y ocultando su defecto también a los demás, por más insignificante y pequeño que a estos les resulte.

Pero, ¿qué esconde esta fijación sobre un defecto, la mayoría de las veces absurdo? Seguir leyendo DISMORFOFOBIA: MIEDO AL PROPIO ASPECTO FÍSICO

BULIMIA: TIPOLOGÍA Y DIFERENCIACIÓN

“La avidez es un refugio emotivo: es la señal de que algo nos está devorando” (PETER DE VRIES)

Existe una gran confusión respecto a este tipo de trastorno alimentario, y a veces se utiliza el término de bulimia sin ningún tipo de discriminación entre aquellos que sufren  de episodios de atracones con la comida.

Cuando los episodios de atracón se siguen de vómitos, la patología se identifica para la Terapia Breve Estratégica con el vomiting (también llamada bulimia nerviosa en la literatura tradicional), que tiene sus características particulares diferentes como patología específica, establecidas y reclasificadas por primera vez por el psicólogo Giorgio Nardone, quien creó también un protocolo de actuación de enorme eficacia para la misma. Seguir leyendo BULIMIA: TIPOLOGÍA Y DIFERENCIACIÓN

ANOREXIA: REFUGIO Y PRISIÓN

 

La anorexia es el trastorno alimentario más claramente perturbador, porque cuando se manifiesta lo hace de manera opuesta a la lógica del sentido común: ¡dejar de comer hasta incluso alcanzar la muerte!

Para explicar las patologías alimentarias contamos con miles de teorías, desde la freudiana  según la cual proceden de traumas sexuales vividos en la infancia, a las que las consideran fruto de disfunciones biológicas y genéticas o de relaciones intrafamiliares morbosas.

Más allá de estas disertaciones teóricas sobre su origen, lo importante es destacar el hecho ya demostrado de que es posible recuperarse de estas patologías en tiempo breve.

Pero, ¿cómo surge la anorexia? La primera característica de la anorexia es su aparición gradual y no de manera traumática, a través de un proceso de una cada vez mayor abstinencia alimentaria que lleva a un total rechazo de la comida. Seguir leyendo ANOREXIA: REFUGIO Y PRISIÓN